El papa Francisco encendió la polémica cuando sugirió que a los chicos con 'tendencias homosexuales' hay que mandarlos al psiquiatra: 'Ignorar a su hijo o hija con tendencias homosexuales es un defecto de paternidad o de maternidad. Les diría, en primer lugar, que recen, que no condenen, que dialoguen, entiendan, que den espacio al hijo o a la hija. Cuando eso se manifiesta desde la infancia, hay muchas cosas por hacer por medio de la psiquiatría'.

El comentario generó todo tipo de repudios alrededor del mundo. Jey Mammon, fiel a su estilo, le respondió con una cuota de humor e ironía.

 

 

Fuente: Nuevo Diario >> lea el artículo original