El cohete ruso Soyuz ha realizado este jueves un aterrizaje de emergencia después de un fallo durante el lanzamiento. En la nave viajaban dos astronautas, el estadounidense Nick Hague y el ruso Alexey Ovchinin. El cohete despegó a las 8.40 (hora GMT) desde el cosmódromo de Baikonur, la mayor y más antigua instalación de lanzamiento espacial del mundo. Después, la nave ha tenido que regresar y aterrizar en territorio de Kazajistán, cerca de Dzhezkazgan,  por un fallo en el motor, según han informado las agencias de noticias rusas. 

Fuente: El País >> lea el artículo original