Allegados al cantante al Cristian 'Pity' Álvarez denunciaron que desde que el músico fue trasladado a otro pabellón en el penal de Ezeiza, otros internos comenzaron a cobrarle lo que en la jerga se conoce como 'peaje'.

'Pity' se halla bajo el Programa Interministerial de Salud Mental Argentina (PRISMA) en esa cárcel a cargo del Servicio Penitenciario Federal (SPF) ubicada del sur del Gran Buenos Aires y fue cambiado de lugar de alojamiento junto con otros tres reclusos.

En este sentido, voceros remarcaron a la agencia NA que el traslado se habría producido bajo 'el supuesto' fundamento de ser ejemplo para los internos que allí se alojan y que serían los que registran 'peor comportamiento'.

Esta situación llevaría al ex líder de Viejas Locas 'al aislamiento total y a no alimentarse', denunciaron allegados a la familia del artista.

Asimismo, las fuentes relataron a Noticias Argentinas que 'Pity' 'llegó a tal situación de 'ostracismo', con todo lo que ello implica para su patología y adicción, luego de atravesar varios hechos de amedrentamiento, tales como la exigencia de entrega de cigarrillos, tarjetas telefónicas y otros elementos'.

'Álvarez casi no sale de su celda y prácticamente no come
', agregaron.
Por otra parte, también sostuvieron que: 'De ocho reclusos que estaban alojados en el primer piso, cuatro fueron bajados a planta baja, entre ellos Álvarez, y otros cuatro fueron al segundo piso, porque las autoridades dijeron que los presos de buen comportamiento tienen que 'resocializar' a los de mala conducta'.
Fuentes del Servicio Penitenciario Federal señalaron a NA que 'efectivamente se lo cambió de lugar, pero porque tuvo un avance en su tratamiento'.

Fuente: Diario Jornada >> lea el artículo original