El presidente Mauricio Macri se mostró hoy conciliador con la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, al destacar el compromiso que tiene con el programa Argentina Exporta dentro de Cambiemos y comparte con el gobierno, aunque la diputada volvió a reclamar el desplazamiento del ministro de Justicia, Germán Garavano.

'Sentimos que este no es solo una visión del presidente, sino de Cambiemos, por eso la doctora Carrió ha viajado por todo el país', afirmó Macri, al encabezar el acto desde el Centro Cultural Kirchner (CCK) en el que puso en marcha el programa Argentina Exporta.

Minutos antes, durante su exposición, la legisladora oficialista ratificó su reclamo al jefe de Estado para que desplace al ministro Garavano, después del pedido del funcionario a la Justicia para que no se exceda con el uso de prisiones preventivas, en alusión a una causa contra la ex presidenta Cristina Kirchner.

En un encendido discurso ante empresarios, Carrió dijo que en la Argentina hay cartelización y monopolios inadmisibles' que manejan los precios y anticipó que ese será su 'próximo objetivo', lo que le planteará 'pelear con otros sectores'.

'Ahí vamos a tener otros problemas, ya no con el Presidente sino con otros. Así me permite amigarme con el Presidente ahora cuando me lo saque a Garavano', afirmó Carrió, lo que despertó risas y aplausos en el auditorio repleto de funcionarios y empresarios.

La líder de la Coalición Cívica habló antes que llegara el Presidente y luego bajó el escenario para sentarse en primera fila mientras disertaban los ministros de Producción y Trabajo, Dante Sica, y de Relaciones Exterior, Jorge Faurie.

Cuando llegó al CCK, Macri ingresó al auditorio de la 'Ballena Azul' por una puerta lateral y antes de subir al escenario saludó con un beso a un puñado de funcionarios y legisladores, como el radical Mario Negri, que estaban en primera fila, y entre quienes se encontraba Carrió.

Con un saludo de circunstancia, el presidente le dio un beso a Carrió, que desde su lugar escuchó atentamente las palabras del Presidente, quien le remarcó su reconcimiento por su compromiso con las Pymes.

Por otra parte, al finalizar el acto, en conferencia de prensa el ministro de la Producción, Dante Sica, evitó pronunciarse sobre el pedido de Carrió al presidente, y se limitó a sostener que esas 'son palabras de la diputada'.

Tras sus polémicas declaraciones ante los empresarios, Carrió concedió una entrevista a radio La Red en la que se desdijo al sostener que no le pidió a Macri la renuncia del ministro de Justicia.

'Estoy bien con Macri, salvo obviamente la diferencia en materia de impunidad que creo que se va a ir resolviendo', sostuvo la diputada nacional.

No obstante, se refirió a sus duros cuestionamientos en contra del integrante del Gabinete: 'Yo no le pedía el Presidente que le pida la renuncia, yo le pido la destitución por juicio político'.

'Es la facultad que tiene un parlamentario. No pretender ejercer las funciones del Presidente, pero sí las propias', subrayó.
 

Fuente: El Ancasti >> lea el artículo original