El fiscal Rubén Caro elevó a juicio la causa contra cinco personas por el trágico golpe comando de febrero este año en Nueva Córdoba, que finalizó con un policía y dos delincuentes muertos.

Ariel Murúa Rodríguez (43), Ariel Gramajo (43) y Diego Tremarchi (34) están sindicados como los miembros de la banda que entraron en el departamento de calle Rondeau, casi Buenos Aires, y se llevaron un botín millonario que hasta la fecha no pudo precisarse.

“Homicidio criminis causae” es la imputación que pesa sobre los tres, y que contempla la pena única de prisión perpetua

Con ellos dos entraron a robar también los delincuentes Ricardo Serravalle y Rolando Hidalgo, quienes murieron al tirotearse con la Policía.
También perdió la vida el uniformado Franco Ferraro

También serán juzgados, aunque con una imputación menos grave, Miguel Ángel Mitre (65) y Luisa Teresa Mitre (69), parientes de Tremarchi, quienes según la pesquisa habrían facilitado información clave.

Además, el fiscal Caro solicitó al Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario que se investigue a cuatro policías por presuntas irregularidades durante la pesquisa del caso, consignó Mitre Córdoba.

Fuente: Vía País >> lea el artículo original