El presidente de la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA), Gianni Infantino, se enfrenta a una nueva investigación, esta vez por su conexión con un fiscal suizo.

La oficina de la fiscalía del cantón de Valais anunció hoy que está investigando las denuncias de que el fiscal jefe de Valais, Rinaldo Arnold, facilitó los contactos entre Infantino y el fiscal general de Suiza, Michael Lauber.

La oficina de Valais nombró a un fiscal especial para estudiar el caso, que se abrió después de una información publicada la semana pasada por la revista 'Der Spiegel' en base a documentos filtrados de la FIFA.

Por documentos qu filtró Football Leaks, 'Der  Spiegel' y otros medios publicaron la semana anterior que Infantino influyó de forma indebida en el nuevo Código de Ética de la FIFA para favorecer al Paris Sain Germain y a Manchester City,

De acuerdo al semanario alemán, Arnold había recibido invitaciones de Infantino para asistir a partidos del Mundial de fútbol de Rusia 2018 y a la reunión del Consejo de la FIFA que se celebró en 2016 en México.

Al parecer, Arnold ayudó a concertar citas en 2016 entre Infantino y Lauber, cuya oficina está investigando un escándalo de corrupción en la FIFA. El organismo futbolístico, sin embargo, ha negado cualquier irregularidad.

El miércoles, en una entrevista con varios medios de comunicación, Infantino rechazó todas las acusaciones y se defendió afirmando que su gestión es 'absolutamente transparente'.

'Cuando se trata de la FIFA, no hay actividades ilegales. No se ha malgastado un solo franco', sentenció. (DPA)

Fuente: La Gaceta Salta >> lea el artículo original