Un hombre se llevó una tremenda sorpresa cuando fue a desalojar al inquilino que le alquilaba su casa: en el jacuzzi del baño encontró un caimán gigante que su huésped tenía como mascota. También descubrió que ahí vivían dos boas constrictor y un conejo.

El descubrimiento fue en una propiedad ubicada en Kansas City, Estados Unidos. Tras encontrar el mini zoológico, el propietario llamó a la oficina de control de animales y los empleados trasladaron al reptil de 70 kilos y 1,80 metros de largo al centro Monkey Island Rescue and Sanctuary.

Leé tambiénEl emotivo homenaje al nene que fue asesinado por un cocodrilo en Disney

Según informó el diario The Kansas City Star, nadie salió herido. Sin embargo, en ese Estado está prohibido tener caimanes como mascotas.

Por su parte Sean Casey, el dueño del animal, contó que lo tiene hace cuatro años y que se llama Catfish (bagre en inglés). El hombre lo describió como “un gran lagarto cariñoso” y aseguró que es 'tan tierno como un cachorro'.

Por otro lado, las serpientes y el conejo fueron trasladados a un refugio animal.

Más sobre:animales salvajesLogran filmar por primera vez a dos jirafas blancas Un león mató a un nene en un pueblo de ZimbabueCerdos, jabalíes y mapaches tomaron los pueblos abandonados por Fukushima

Fuente: TN >> lea el artículo original