Boca ya está en Madrid para encarar la final de la Copa Libertadores frente a River en el estadio Santiago Bernabéu.
Con unas horas en suelo europeo, el presidente xeneize, Daniel Angelici, advirtió que la pelea legal que encaró el club tras los incidentes en el Monumental va más allá de lo que será el partido, y confirmó que se apelará en 'todas las instancias'.

Mirá también

Un centenar de hinchas recibió a Boca en su búnker de Madrid

En diálogo con el programa radial 'Closs Continental', el dirigente puntualizó que 'no hay que dejar de recordar que Boca fue agredido y los jugadores no estaban para jugar el partido, ni el sábado ni el domingo'.

Mirá también

River-Boca: cómo será la entrega de entradas en Madrid y dónde estarán las “Fan Zones”

'Lo legal sigue por caminos separados a la final, en el día de mañana (por el jueves) teníamos que tener una respuesta.
Vamos a apelar todas las instancias', confirmó Angelici.

Mirá también

Boca-River, la historia de la final del mundo

Además, deslizó una infidencia de la pelea con el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez.
'La relación con Domínguez estaba muy tensa para decirle 'a Madrid no vamos', afirmó Angelici.

También contó sobre la decisión de viajar a Madrid con los familiares del plantel.
'Es extraño estar en Madrid.
El club tomó la decisión de contratar un charter y decidimos invitar a las familias de los jugadores'.

Mirá también

Dónde ver la final de la Copa Libertadores en cualquier lugar del mundo

'No nos podemos privar los argentinos de un espectáculo como este.
Es triste tener que viajar 12 mil kilómetros para jugar un partido
.  Estábamos a pocas cuadras de jugar un partido y tuvimos que viajar 11 horas', concluyó.

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original