El rey de España, Felipe VI, afirmó hoy la 'plena vigencia' de los ideales consagrados en la Constitución de 1978, aunque animó a adaptar el texto a 'una España abierta a los cambios', y a hacerlo con espíritu 'crítico pero constructivo'.

España conmemoró hoy el 40 aniversario de la aprobación de su constitución democrática con un acto solemne en el Congreso de los Diputados, en el que participaron los principales poderes del Estado y presidido por el monarca.

Fuente: EFE >> lea el artículo original