Maru Botana terminó por convertirse en protagonista de un hecho impensado: Edenor, la empresa que presta energía eléctrica en varios puntos del país, denunció en su cuenta de Twitter que habían retirado el medidor de un local gastronómico ubicado en la calle Juan Segundo Fernández 141, en la localidad de San Isidro.

Según la empresa Edenor, el retiro del medidor se llevó a cabo tras detectar en el lugar una “conexión ilegal”, así lo comunicó la empresa a través de un tuit: “Le retiramos el medidor a un local gastronómico con una conexión clandestina en Juan Segundo Fernández 141, en la localidad de San Isidro. El robo de energía es un delito penado por la ley que afecta la calidad del servicio que vos pagás”.

Fuente: ElTrece

Fuente: MDZ Online >> lea el artículo original