River Plate, Superliga, Vélez'> Superliga - Fecha 17' vertical_timebar_height='260' widget='timeline'>

River confirmó que está de vuelta.
Luego de las tres derrotas consecutivas con las que comenzó el año, el miércoles había goleado 4-0 a Godoy Cruz, en un duelo pendiente de la Superliga.
Y en el estadio José Amalfitani de Liniers ratificó su levantada: ganó 2-1, con goles de Rafael Santos Borré y Juan Fernando Quintero, de penal.
Álvaro Barreal descontó para la V azulada
.

Dos buenas noticias para Marcelo Gallardo: Franco Armani volvió a su mejor nivel; atajó un penal y tuvo cuatro intervenciones muy interesantes.
Y Nicolás de la Cruz mostró algunas pinceladas de lo que el entrenador entiende que puede ofrecer.

En Liniers, los dos equipos animaron un encuentro con mucho ritmo; más eléctrico por parte del joven equipo de Heinze, sobre todo en la presión; apuntando más a la tenencia con movilidad la visita, que en la primera media hora le falló el cambio de ritmo.

La primera gran chance la tuvo Vélez: Pinola falló en la salida, Robertone robó y pisó el área y provocó el penal con un enganche.
Sin embargo, a los 25', Franco Armani atajó la ejecución de Rodrigo Salinas.
Casi inmediatamente, el portero ex Atlético Nacional de Medellín volvió a ganar en el duelo ante el espigado delantero: tapó un potente remate cruzado.
Y en el medio lo tuvo River, con un intento de Palacios que salió ancho.

El inicio del segundo tiempo no perdió vértigo.
Y el uruguayo Nicolás de la Cruz, usualmente resistido por el público de la Banda, se destapó con una buena asistencia al colombiano Rafael Santos Borré, quien a los 3', con un definición sutil por encima de la salida de Hoyos, puso el 1-0.
Al instante casi iguala el Monito Vargas, prueba de que el ida y vuelta se sostuvo.

El Vélez de Heinze no claudicó.
Por momentos pasado de efervescencia, pero sin guardarse una gota de sudor.
Con los ingresos de Quintero y de Suárez, sumados al buen segundo tiempo de De la Cruz, River fue detectando los espacios.
Es verdad, Armani debió volver a responder a los 37 ante Domínguez.
Pero un minuto después, el ex Belgrano forzó a Giménez a que le cometiera penal, que a los 40' convirtió Quintero, el flamante duelo del dorsal 10.

A los 45', Álvaro Barreal le inyectó suspenso extra al encuentro, pero los de Heinze perdieron un invicto de 14 partidos consecutivos como local.
Un síntoma de que el mejor River, el campeón de la Libertadores, está despertando.

Con información de NA

Formaciones:

Estadio: José Amalfitani (Vélez).
Árbitro: Darío Herrera.

Fuente: América Diario >> lea el artículo original