El fin de semana, dos jóvenes perdieron la vida al salir despedidos de un auto, luego de que el conductor perdiera el control y volcara en la rotonda, entre Molinos de Torre e Intercountry. Por el hecho, Francisco Catalano (23) quedó detenido e imputado por homicidio culposo agravado.

Sin embargo, la causa dio un giro rotundo. El fiscal Ernesto de Aragón informó a El Doce que, de acuerdo a los resultados de las pericias realizadas, puede sostener que “se trató de una carrera entre dos vehículos que se inició a pocos metros de la salida del local y continuó hasta el momento en que se produce el accidente”.

Además, consideró que el Catalano, conductor del VW Vento, y el otro joven que iba a bordo de un Peugeot 308, coordinaron la disputa de velocidad que terminó con la muerte de María Grazia Costanzo (19) y Federico Cariola (22)

 + MIRÁ MÁS: El profundo mensaje que invita a tomar conciencia tras el accidente en Villa Warcalde

Ante esta circunstancia, amplió la imputación contra la persona ya detenida: “Se le atribuyó la imputación por conducción peligrosa, lo que deriva en un delito doloso, además del homicidio culposo”. La misma acusación pesa para el otro conductor, del que ya ordenó su detención.

Fuente: ElDoce >> lea el artículo original