El vecino de barrio Jardín acusado de matar a un ladrón de 21 años, que escapaba de un robo cuando protagonizó un choque, quedó imputado por homicidio en el exceso de la legítima defensa

Según fuentes policiales, antes de que el hombre le pegara un tiro en el pecho aseguró que el delincuente le hizo un ademán de amenaza “como si estuviera por sacar un arma” y le dijo “quédate quieto o te pego un tiro”.

 + MIRÁ MÁS: El fiscal cree que una picada provocó el trágico accidente en Villa Warcalde

Por esta razón, Gustavo Dalma explicó a El Doce que no es un agravante que el ladrón no haya tenido un arma, ya que hay legítima defensa ante una amenaza. Además, informó que ya le tomaron declaración en la unidad judicial, pero aún continúa en libertad.

Cómo fue la persecución fatal

De acuerdo a lo que informó la Policía, el ladrón circulaba en moto por calle Podestá y en la esquina de Elías Yofre chocó un rastrojero. Minutos antes, le robó un celular a una mujer que había salido a correr. 

Tras el accidente, un oficial se acercó para preguntarle cómo estab. Sin embargo, lo ignoró, se levantó rápidamente y huyó corriendo por Podestá en contramano. Había hecho alrededor de 50 metros cuando el vecino le disparó en el tórax hasta acabar con su vida.

Fuente: ElDoce >> lea el artículo original