No puedes negarlo.
El reggeatón está en las pistas de baile, en las top list de música y si te descuidas, en tu cabeza. Pero lo mejor de todo esto no es solo el sutil contoneo de caderas que te provoca, sino la profunda poesía en sus letras.

Y es que en el fondo, todos llevamos un reggaetonero en nuestro interior.
Solo hace falta descubrir cuál de ellos somos.

Te vamos a ayudar con la duda existencial porque tenemos es test definitivo (y con más flow) para que pongas rostro a tu alter ego de barrio.
¡Vamos parceros!

Fuente: Noddus Trends >> lea el artículo original